Cirugía de malformaciones congénitas de la mama

Entendemos por asimetría de la glándula mamaria, las diferencia significativa de tamaño o forma entre ambas glándulas mamarias. Constituyen una patología frecuente, tanto sus formas congénitas (anisomastias, mamas tuberosas) como aquellas producto de traumatismos o intervenciones quirúrgicas previas (tumorectomías y mastectomías). Su tratamiento repercute muy positivamente en el aspecto y en la autoestima de la paciente.


Para realizar una corrección adecuada, es necesaria una gran experiencia en el manejo de la cirugía mamaria, y una combinación de técnicas de mamoplastias de reducción, elevación o aumento.


Así mismo la cirugía plástica puede corregir malformaciones del pezón como la ausencia del mismo, el pezón invertido o el hipertrófico.