La fotodepilación (depilación por luz) es actualmente la técnica más rápida y efectiva para la eliminación del pelo pigmentado no deseado, en cualquier parte del cuerpo.Durante la sesión, el láser produce un rayo de luz altamente concentrado, que es absorbido por la melanina que contiene el tallo del pelo. Este calor se difunde por toda la anatomía del folículo provocando un deterioro en su estructura e impidiendo que se vuelva a regenerar. Este efecto se denomina fototermolisis selectiva.
Como cada folículo se encuentra en una fase distinta de crecimiento – Anágena (con más pigmento), Catágena o Telógena -, y diferente localización, no todos absorben la misma cantidad de energía, por lo que habrá que repetir el proceso varias veces. Actualmente, las zonas más elegidas por las mujeres para la fotodepilación son axilas, ingles, labio superior y piernas. Los hombres prefieren la depilación de espalda, abdomen, hombros, foliculitis de la barba, etc.
Trata todo tipo de pieles
Aprobado  para tratar todo tipo de pieles (I-IV) .
Trata todos los diámetros de pelo. Elimina también el vello fino.
Es seguro y confortable
Hay zonas del cuerpo más sensibles que otras. Si resultara ser un poco molesta la depilación en esas áreas, la aplicación de anestesia local podría ser la solución.
Es rápido y efectivo
El área que cubre el haz de luz en cada pulso es suficientemente amplio para tratar varios folículos a la vez de forma rápida y efectiva, por tanto, una sesión de tratamiento puede durar unos pocos minutos para zonas pequeñas, y hasta 1 hora o más en zonas amplias como las piernas.
No requiere tiempo de recuperación
Durante el tratamiento es normal que se produzcan algunos eritemas perifoliculares, que indican una buena absorción de la energía. El enrojecimiento y leve escozor se pasa en pocos minutos, por lo que se puede continuar con la actividad normal de forma inmediata.
Los resultados
Variarán en función de factores como la edad, el tipo de piel (fototipo), el color y grosor de pelo, localización, factores hormonales, estado evolutivo del pelo, etc. Lo normal suele ser realizar entre 4 y 6 sesiones sobre la misma zona, con intervalos aproximados  de   2 meses.
La pérdida de pelo de forma permanente en cada sesión suele ser del 25 al 35 % de los folículos tratados.